Project Description

Enrique Martín

Gallico de Oro 2016

El entrenador de Osasuna, Enrique Martín Monreal, recibió  el Gallico de Oro de Napardi 2016, un reconocimiento con el que la sociedad gastronómica quiere premiar que haya “salvado” al equipo rojillo de los “infiernos” y lo haya “subido a los cielos”.

“De los infiernos nos salvó y a los cielos nos subió”, destacó el presidente de Napardi, Miguel Redín. Redín ha remarcado que la elección del premiado de este año ha estado “clarísima” entre los 200 socios de Napardi. “Un porcentaje altísimo son osasunistas y está toda la gente encantada. Otros años suele haber un poco de discrepancias, pero este año no, por mayoría a don Enrique”, ha ensalzado.

Enrique Martín es el quinto deportista que recibirá el Gallico de Oro en la historia de este reconocimiento, que este año cumple su 31ª edición. El entrenador de Osasuna se ha mostrado “muy contento y encantado” por el reconocimiento.

“Hubo un escritor de aquí que decía que el Gallico es el Óscar de Pamplona”, ha resaltado Miguel Redín, para destacar que Martín “cogió a Osasuna en un momento en el que descendíamos a tercera, que eso es prácticamente desaparecer, y consiguió primero quedarnos en Segunda y al año siguiente subirnos a Primera”.

Así, ha ensalzado la labor de Martín en un club como Osasuna, “que tenía muchos problemas y muchas historias y ahora se le ha abierto una ventana al futuro estupenda”. “La obra y el artífice, a parte de los jugadores, es Martín, que les ha dirigido de maravilla. No ha habido discusión en el Gallico”, ha remarcado.

2016-martin-gallico2

En su carrera futbolística como jugador, permaneció toda su carrera profesional en el Club Atlético Osasuna, llegando a jugar dos partidos internacionales, con España. Fue uno de los puntales del equipo y su estancia en el club, a pesar de las ofertas recibidas, posibilitó el asentamiento del equipo en primera división. Junto a Patxi Iriguibel y José Manuel Echeverría formó durante varias temporadas la delantera del equipo rojillo que consolidó al equipo en la máxima categoría del fútbol español, siendo digno de destacar que los tres finalizaron su carrera con el mismo número de goles en Primera División con Osasuna, con un total de 36 goles cada uno.

Como técnico, se estrenó en las categorías inferiores del Club Atlético Osasuna, a cuyo primer equipo y al filial ha dirigido en varias ocasiones. Su primera experiencia al frente del primer equipo fue en 1994, aunque no pudo evitar el descenso. Al año siguiente, regresó al filial rojillo.

En su larga etapa en Pamplona, destaca el denominado “Milagro de Martín” en 1997: Durante esos penosos años que Osasuna deambulaba en 2ª división, en la temporada 96/97, el de Campanas, que era entrenador de Osasuna Promesas, tomó las riendas del primer equipo cuando se encontraba prácticamente en 2ª B a falta de 5 partidos. Cambió radicalmente las alineaciones, plagadas de foráneos e hizo un equipo basado en la cantera y con muchos jugadores del 2º equipo. Consiguió la victoria en los cuatro siguientes partidos y aún le sobró el 5ª. Se celebró como un ascenso. Continuaría al frente de Osasuna en las dos siguientes temporadas, obteniendo el 15º y el 13º puesto en la clasificación, antes de ceder el testigo a Miguel Ángel Lotina.

Además de al equipo rojillo, Enrique Martín también dirigió en su carrera como entrenador a Leganés (en dos etapas),  Burgos, Terrassa (sacándolo del descenso y llevándolo al 12º puesto), Xerez (pasando de 11º a 8º en la segunda vuelta) y Numancia (fue destituido tras 15 jornadas, cuando el equipo era 17º).

En 2006, volvió a Navarra para entrenar al Osasuna “B”, hasta que fue despedido en marzo de 2008. En noviembre de 2012, la Junta Directiva del Club Atlético Osasuna lo confirmó como nuevo Director del Fútbol base de la entidad navarra. Posteriormente entró a formar parte de la secretaría técnica del club. Eneko Elósegui era su ayudante en el nuevo reto.

El 5 de mayo de 2015, vuelve al banquillo de Osasuna tras la destitución de José Manuel Mateo con el objetivo de lograr la permanencia. Logró 2 victorias, 3 empates y una derrota que fueron suficientes para eludir el descenso. Fue renovado por otro año para continuar al frente del conjunto “rojillo”, y en la temporada 2015-16, Osasuna fue una de las revelaciones del campeonato, terminando como 6º clasificado y accediendo a la promoción de ascenso. Allí logró volver a Primera tras eliminar al Nàstic de Tarragonaen semifinales tras ganar 3-1 en la ida y 2-3 en la vuelta, y eliminar al Girona en la final tras ganar en la ida 2-1 y en la vuelta 0-1. Con estos resultados, el equipo rojillo jugará en Primera División la temporada 16/17.